fbpx

Como ser mi propio jefe motivado

Por: Catalina Moya

Quiero compartirles mi experiencia de cómo mantener mi impulso y motivación para levantarme cada mañana y tener muchas ganas de trabajar en mi emprendimiento. Comprendo que tener la motivación en alto y constante no es fácil como emprendedor, hay muchas cosas que influyen en nuestro ánimo y entusiasmo, nuestra mente habla mucho y nos recuerda a veces como una grabadora permanente todo lo que deberíamos hacer y a la vez, todas las razones para no hacerlo, y cuando somos el ideador y ejecutor de nuestras propias ideas, terminamos asumiendo el rol de jefe motivado en el que decidimos actuar o el rol de empleado en el que nos obligamos a hacer.

En tu emprendimiento hay momentos donde el volumen de tus tareas y actividades por resolver pueden abrumarte y puedes no sentirte con mucho entusiasmo de hacerlas, es normal, a todos nos pasa, conviene hacer una pausa y recargar baterías.

Para mí es muy importante mantener mi energía en alto porque sé que hacer las cosas con mi mejor intención y motivación, hace que fluyan más rápido y sincrónicos los resultados que quiero lograr. Así que cuando no tengo muchas ganas de hacer una tarea busco un tiempo para hacer algo que me divierta y me inspire: como salir a caminar, leer un buen libro, escuchar música, hacer ejercicio, meditar u ocuparme en una actividad que disfruto mucho que es pintar. Así vuelvo a conectarme con lo que me inspira, me da ideas y el impulso interno de actuar, me voy a mi puesto de trabajo, tomo mi libreta y escribo todas esas ideas que llegaron a mi mente en esos momentos de difusión y vuelvo a un momento de convergencia, donde las canalizo sobre un papel y gracias a la capacidad traductora de mi mano derecha, comienzo a materializar de manera visual todo lo que estaba rondando en mi mente.

El paso siguiente es asumir mi rol de jefe y empiezo a clasificar las ideas en orden de importancia y urgencia. Las ideas importantes son las que dan mucho valor a mi emprendimiento y le doy prioridad de hacer a alguna porque me motiva y me da impulso nuevamente. Una vez que ya tengo ese motor encendido de la motivación, me ocupo con las tareas más urgentes que menos disfruto o se me dificultan, para asumirlas no como empleada obligada sino como jefe empoderada confiada de que las saco adelante.

Si me preguntarás que hago para ser mi propio jefe motivado te diría:

1. Hago con frecuencia y regularidad alguna actividad que me motive.

2. Tengo una libreta a mano y escribo mi tormenta mental de ideas y tareas así me libero de ella, las puedo visualizar y ordenar.

3. Asumo el rol de jefe y valoro esas ideas y tareas de acuerdo al criterio de cuáles aportan valor para mi negocio y disfruto hacer y cuáles son urgentes o necesarias de resolver y no me entusiasman mucho. Yo empiezo a trabajar con alguna de las tareas importantes que dan valor y disfruto hacer para luego ocuparme de las urgentes o necesarias.

4. Alisto mi zona de trabajo con estímulos que me inspiren. Para mí … un buen café o té con galletas y música relajante … ¡es mi mejor recompensa!

5. Defino mi propio horario de trabajo y lo cumplo para crear disciplina.

6. Ya tengo mi motor encendido listo para arrancar un nuevo paseo en mi camino de ser emprendedor, ahora a ponerme en marcha y disfrutar del viaje.

¿Y tú me puedes compartir que haces para ser tu propio jefe motivado? Me gustaría tener más ideas para compartir con otros emprendedores como mantenernos motivados.

Me puedes compartir tus comentarios aquí!

31/08/2020

0 responses on "Como ser mi propio jefe motivado"

¡ Gracias por compartir un comentario aquí !

top
Derechos reservados 2020 ©Reto a Emprendedores - Catalina Moya.