fbpx

Dos pasos adelante, Uno atrás.

Por: Catalina Moya

Así avanzamos todos en la vida y si somos emprendedores a veces puede parecer invertida esta relación… es decir Uno adelante y Dos atrás. ¿Te has dado cuenta cómo te sientes cuando crees que estás avanzando? … yo te cuento como me siento… entusiasta, optimista, veo con claridad a donde quiero llegar, siento que estoy más cerca de lograrlo y eso me llena de alegría, me siento confiada de mí misma, de mis capacidades y siento que más allá de las casualidades se manifiesta la sincronía haciendo reales mis deseos de maneras inesperadas y sorprendentes y esa sorpresa de encontrar lo que necesito en mi proyecto me llena de mucha satisfacción y gratitud.

Y en los momentos en que sientes que estás dando dos pasos atrás en tu proyecto, ¿Cómo reaccionas, qué pensamientos llegan a tu cabeza y cómo te hacen sentir?… voy a ser valiente y sincera de confesarte los míos y lo digo así, porque nuestra reacción natural es negar que también nos pasa, pero creo que entre más honestos seamos con nosotros mismos más fácil es identificar nuestros propios bloqueos, ser consciente de ellos y poderlos cambiar.

Cuando siento que retrocedo, me doy cuenta de que es más mi percepción de lo que pasa, que realmente esté sucediendo, me explico… mi proyecto siempre está avanzando no sólo en el campo material de los hechos, evidencias y resultados sino también en el campo inmaterial, de las ideas, sincronicidades, toma de decisiones de otros, pero yo siento que se estanca o retrocede por mi impaciencia, mi constante afán de ver las cosas materializadas como las planeé o visualicé.

Mi amiga impaciente viene acompañada de la que todo lo sabe porque todo lo supone y florecen todas las razones del por qué las cosas no se dan como lo espero y ahí mi nivel de auto confianza cae un poco. Después puede llegar la duda, con su disfraz de juez autocrítico donde me puedo echar la culpa de qué no he hecho, que no hice bien o que hicieron mal los otros y en este punto las emociones son de desánimo y confusión y si dejo que avancen puede volverse aún más negativas.

Lo cierto es que en este proceso de aparente retroceso, la única que puede creerlo que es así soy yo misma, cuando no entiendo que todo emprendimiento tiene un ritmo propio a veces más rápido en plena ejecución de tareas y a veces más lento en etapas de ideación, planeación, creación y decisión.

Mi invitación con esta reflexión personal es si estás desarrollando un proyecto propio ya sea como emprendedor o intraemprendedor en una empresa, la percepción de avance y retroceso es eso… percepción, pero los pensamientos y emociones que te abordan son los que debes aprender a canalizar ya sean positivos para disfrutar y soñar aún más o negativos para aceptar el momento y dejarlos fluir rápido. Te puse un ejemplo propio del comportamiento que me bloquea que es la impaciencia, a otros puede ser la falta de confianza, la pereza, la envidia, la indecisión, el miedo al futuro, en fin, pero siendo más tolerantes con nosotros mismos, conscientes de nuestros propios saboteos y retomando el control de nuestras emociones, podemos seguir adelante con nuestros proyectos.

Entonces el titular de este artículo debiera ser “Dos pasos adelante y ninguno para atrás”.

¿Qué opinas tú?

18/11/2020

2 responses on "Dos pasos adelante, Uno atrás."

  1. Catalina me encanta que te hayas abierto a compartir los miedos que todos tenemos en la vida y los podremos superar en la medida que los reconozcamos. En mi caso, vengo de una familia de emprendedores y salirme de la empresa familiar para escuchar mi corazón y dirigirme a lo que me apasiona, requirió de mi mucho coraje y persistencia. El miedo inicial de salirme de lo seguro y conocido hizo que procrastinara en mi decisión, pero una vez me lancé a servir a las personas como Life Coach y Alquimista de Emociones y recibir acogida de las personas que empezaron conmigo y me han referenciado a través de los años, me ha dado la fuerza para avanzar ahora a atraverme a salir en redes sociales para llegar a más personas que necesitan de mis servicios.

    Gracias Cata, porque siempre has sido una persona que me ha apoyado a seguir avanzando y tus herramientas de Reto a Emprendedores, me dieron ese primer impulso necesario para vencer el miedo, o mas bien realizarlo a pesar del miedo, a la critica de otros, a no ser suficiente. Ahora me siento convencida que es lo mejor que he hecho por mi misma y para servir a otros desde el corazón.

    Ana María Betancourt

  2. Ana María muchas gracias por compartir tu comentario y tu experiencia de como superaste tu dificultad para seguir adelante como emprendedora. Lo más valioso de compartir la experiencia propia, es podernos construir con la empatía y experiencias paralelas de los demás.

¡ Gracias por compartir un comentario aquí !

top
Derechos reservados 2020 ©Reto a Emprendedores - Catalina Moya.
X